Mala Farma por Ben Goldacre

Pues ya está, al final me he acabado Mala Farma de Ben Goldacre. Si os acordáis, hará cosa de unos de meses que en estas líneas hice la reseña de su otro libro, Mala Ciencia.

Ben Goldacre, autor de Mala Farma - Foto: Iona Hodgson

Ben Goldacre, autor de Mala Farma – Foto: Iona Hodgson

Como el título indica, este libro habla de las tropelías que la industria farmacéutica comete para poder vendernos sus productos. Como acostumbra el autor, es un libro escrito con una prosa ágil y cercana. El tema es más farragoso que el de su anterior trabajo, hay más base de estadística y eso hace su lectura a veces cueste un poco, sobre todo si no estas muy acostumbrado a la metodología. Pero está muy bien estructurado y sobre todo muy bien documentado. Es un libro que pedí en la biblioteca, pero que posiblemente compre, ya que es una buena obra de referencia que vale la pena tener a mano para poder consultar la bibliografía empleada.

Como iba explicando, el trabajo exhaustivo de Ben Goldacre nos lleva en un viaje aterrador a un mundo donde los datos de los ensayos clínicos se esconden, en el mejor de los casos, sino se falsean directamente. Es un terreno en el cual la investigación para nuevos fármacos más eficaces es translocada por un simple, ahora le agrego este nuevo radical a esta molécula que se que funciona y así me saco una nuevo compuesto que patentar por la cara. Después pasamos por un mundo donde los datos que los ensayos clínicos arrojan se leen al antojo del exponsor, donde los resultados obtenidos pueden ser los que él quiera o desee, y no los que se había puesto en la documentación previa. El autor después nos hace pasar por un paisaje más luminoso, dónde nos desglosa algunas propuestas para que esos ensayos que ahora se esconden, se falsean o se malinterpretan (solo os tenéis que pasar por este post y por este para ver algunos que hemos comentado en el blog) sean más fiables y arrojen la mejor información posible. Son propuestas que asombran por su sencillez. Pero el bueno de Ben nos ha dejado el peor de los destinos para el final de este recorrido: un país donde lo que manda es el marketing, y como sin darnos cuenta la publicidad acaba por cubrir todos los aspectos posibles, incluso aquellos que deberían sacrosantos. Al final, a modo de epílogo, nos vuelve a dar algunas pistas de como arreglar el entuerto, pero está claro que es necesaria la implicación de todos los afectados, desde la industria, a los pacientes, pasando por todos los engranajes, incluyendo a las agencias reguladoras.

No soy muy amigo de las teorías conspiranoicas, y me niego a pensar que muchos de los defectos estén hechos a conciencia. Simplemente creo que la industria farmacéutica peca a veces de demasiado industria, y le falta entender (no a todos sus miembros, pero si creo que a los que están en marketing y en business development) de que el paciente es lo importante. Así que creo que hay esperanza, que lo primero para poder arreglar un problema es poder reconocerlo y poder empezar de nuevo. 

En definitiva, un buen libro, en el que además de poner el dedo en la llaga, se proponen soluciones sencillas para que en definitiva todos estemos mejor informados y por lo tanto, tomemos mejor las decisiones que incumben a un tema tan delicado como es la gestión de la salud.

Ficha técnica:

Título: Mala Farma. Cómo las empresas farmacéuticas engañan a los médicos y perjudican a los pacientes.
Autor: Ben Goldacre
Edita: Espasa Libros (Paidos)
Colección: Contextos
Encuadernación: Tapa blanda
Número de páginas: 384
ISBN: 978-8449328435

Anuncios

Acerca de Antoni Torres Collado

Siempre me gustó la ciencia, era fan de "Erase Una Vez: la Vida" y de "el Mundo de Beakman". Mi primer libro de cabecera fué "Cosas y Casos" y "Las Aventuras del Coronel Mc Mister". Así que escogí el lado oscuro. Me gradué en Biología, especialidad de microbiología en la Universitat Autònoma de Barcelona en el 2000, y empecé el doctorado en Inmunología y Biología Celular en el Hospital Universitari de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona. Lo terminé a finales del 2007 en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona con una tesis sobre proteasas y cáncer, para empezar una estancia postdoctoral en Los Angeles (California) en los campos de angiogénesis, cáncer, desarrollo e inmunoterapia. Actualmente resido de nuevo en Barcelona.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mala Farma por Ben Goldacre

  1. perlita1 dijo:

    Hola Antoni, he pasado de visita y al ver este post me recorrió un escalofrío…

    Ocurre que he tenido una muy mala experiencia con dos medicamentos que me han tenido un año con la salud muy resentida…Una doctora me recetó un inhalador como la gran solución a mi problema, y no me di ni cuenta cómo mi salud se fue deteriorando , hasta que al cabo de varios meses empecé a anotar todo lo que sentía, y decidí dejar el medicamento y volver al antiguo…Cuando fui a ver a la doc , ya me sentía mejor, pero entonces ella me recetó otro inhalador y me aseguró que ese funcionaba diferente, así que me iría bien en el tratamiento….Empecé a usarlo, y al igual que la vez anterior, poco a poco mi salud se resintió, y llegué a no poder caminar cien metros sin quedar ahogada…Nuevamente hice la lista de todo lo que me ocurría, y decidí dejar ese inhalador y volver a los antiguos…y cuando fui a ver a la doc, le llevé todo bien claro para que me entienda y me crea….

    Ella no se podía convencer….yo le dije que “soy su paciente cacho”…Quería darme otros medicamentos, pero le dije “no, gracias” … y puedo contarte que me ha costado casi cuatro meses recuperarme…Ahora ya estoy haciendo gimnasia, ya no estoy deshidratada, y tengo apetito, recuperé mi peso, etc, etc.

    Creo que esto de los medicamentos se mira con liviandad…siendo que nada es inocuo, y además, puede ser que yo tenga una mutación o algo así, que hace que me hagan mal…pero si la industria farmacéutica omite escribir los efectos secundarios de cada medicamento, ni el paciente ni el médico son adivinos!

    Lo que asusta es que no haya transparencia, que se falseen datos, que se “acomoden” cifras, que se omitan detalles, ¿no te parece?

    Le gusta a 1 persona

    • El paciente es el que debería ser tratado siempre teniendo en cuenta sus preferencias, y eso debería ser lo primero frente a otros factores como la novedad farmacológica. La ética es dejada al lado sobre todo cuando lo que priman es dar dividendos a los accionistas, caiga quien caiga, y es una vergüenza. Me alegro de que te estés recuperando y me alegra poderte leer por aquí.

      Le gusta a 1 persona

¿Se te ha comido la lengua un minino?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s