¿Es una baja frecuencia cardiaca en reposo un valor predictivo para el comportamiento anti-social?

Todos tenemos nuestro corazoncillo. A unos les late más rápidamente que otros. Eso es la frecuencia cardíaca, el número de latidos por espacio de tiempo, normalmente se suelen medir en un minuto. Si lo hacemos cuando no estamos realizando ninguna actividad física,  la velocidad con la que late el corazón es la frecuencia cardíaca en reposo. Hay una variabilidad bastante considerable entre distintas personas en este valor. Para unos será alrededor de los 60 y para otros de los 80, sin que exista ningún tipo de problema: simplemente es una de esas expresiones fisiológicas que nos indican lo diferentes que podemos llegar a ser unos de otros.

Pero cuando al repasar mi bandeja de entrada me encontré este estudio en JAMA Psychiatry no pude evitar mirarme. Además tenía comentario en la editorial. No es mi campo, yo soy biólogo y todo lo que queda en ese campo aunque me encante, considero que carezco de los conocimientos básicos para poder hacer un juicio válido. Pero aquí entramos a mi parecer en un campo que yo me atrevería a decir que es de arenas movedizas. Aunque los datos son lo que son y parecen sólidos. Vamos a ellos.

Es un estudio que se ha realizado en Suecia, y que ha seguido durante más de 35 años a más de 700.000 hombres. En Suecia el servicio militar fue obligatorio hasta el 2010, y al entrar se te cogían una serie de parámetros fisiológicos, entre ellos la frecuencia cardíaca en reposo y la tensión arterial. Después investigadores Suecos y fineses fueron a buscar los datos de crímenes violentos y no violentos a los archivos del estado. Y se encontraron que los sujetos que tenían la frecuencia cardíaca en reposo más baja (menos de 60 pulsaciones/minuto) a los 18 años (la edad de entrada en el servicio militar) tenían tendencia a haber sido encausados por un crimen violento un 39% más de veces y un 25% más en el caso de crímenes no violentos si se comparaban con aquellos que tenían una frecuencia cardíaca superior a las 83 pulsaciones/minuto. Además se encontraron relaciones positivas con la exposición al asalto y con las lesiones no intencionadas en la edad adulta. Y dónde digo frecuencia cardíaca en reposo también puedo decir una  presión arterial sistólica baja. Después de ajustar los datos teniendo en cuenta los efectos de la actividad física, cardiovascular, psiquiátricos, cognitivos y socioeconómicos los datos de tendencia a cometer un crimen por aquellos con una frecuencia cardiaca en reposo baja se quedan en un nada despreciable 49%.

Los autores explican en la discusión del estudio que existen dos grandes teorías que explicarían estos resultados, resultados por otra parte observados en estudios de menos calibre que el presente realizados en los últimos años.  La teoría por la cual una baja frecuencia cardíaca explicaría una tendencia a buscar el aumento de ésta mediante estímulos peligrosos. La otra es la teoría de la falta de miedo. Evidentemente que los autores indican que los datos que se desprenden de este estudio no pueden discriminar entre una y otra teoría.

La polémica está servida. ¿Podría ser la baja frecuencia cardíaca en reposo un elemento clave en la predisposición al crimen?. ¿Son extrapolares los datos obtenidos del registro sueco a otras partes del planeta?. ¿No se estarán olvidando los autores de alguna variable que también sea importante en la predisposición a cometer un crimen o a las conductas anti-sociales?. Pasen, vean y comenten mis queridos amigos.

Referencias.

  • JAMA Psychiatry. 2015 Oct 1;72(10):971-8. doi: 10.1001/jamapsychiatry.2015.1165.
  • JAMA Psychiatry. 2015 Oct 1;72(10):962-4. doi: 10.1001/jamapsychiatry.2015.1364.
Anuncios

Acerca de Antoni Torres Collado

Siempre me gustó la ciencia, era fan de "Erase Una Vez: la Vida" y de "el Mundo de Beakman". Mi primer libro de cabecera fué "Cosas y Casos" y "Las Aventuras del Coronel Mc Mister". Así que escogí el lado oscuro. Me gradué en Biología, especialidad de microbiología en la Universitat Autònoma de Barcelona en el 2000, y empecé el doctorado en Inmunología y Biología Celular en el Hospital Universitari de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona. Lo terminé a finales del 2007 en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona con una tesis sobre proteasas y cáncer, para empezar una estancia postdoctoral en Los Angeles (California) en los campos de angiogénesis, cáncer, desarrollo e inmunoterapia. Actualmente resido de nuevo en Barcelona.
Esta entrada fue publicada en psiquiatría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Es una baja frecuencia cardiaca en reposo un valor predictivo para el comportamiento anti-social?

  1. Pingback: ¿Es una baja frecuencia cardiaca en reposo un valor predictivo para el comportamiento anti-social?

  2. Yvonne dijo:

    Hola Antoni,
    no sé por qué, pero me encantan los estudios que relacionan parámetros fisiológicos con comportamientos insospechados! Sorprendentes!! Qué mecanismos esconderán??
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

¿Se te ha comido la lengua un minino?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s