Una triste noticia. La difteria ha vuelto.

La portada del número 0 ya está preparada.

La portada del número 0 ya está preparada.

Ayer se confirmó el primer caso de difteria en España después de estar 28 años sin padecer ninguno. Más años todavía si nos restringimos al territorio catalán, que es dónde ha surgido este caso, exactamente en Olot. Lo malo a mi entender es que esta excepción es la de un chaval al que sus padres no han querido vacunar, porqué son defensores de las terapias alternativas.

El problema es que ahora el chaval está en estado crítico, porque sus padres han ejercido su derecho a no vacunarlo. Perfecto, están en su derecho, pero esperemos que la consecución de su derecho no se acabe llevando a su hijo. Y no voy a ser yo el que diga que se lo tienen merecido, porque no lo tienen. Nadie se merece ese tipo de desgracias. Pero ahora existe un riesgo real de que haya un brote de difteria, al menos en la zona donde se relacionaba el chaval. Los niños no viven en burbujas, y es posible (porque estas cosas pasan) que entre lo niños que se relacionaban con el afectado haya otros chavales a los cuales sus padres no hayan vacunado debido a su objeción de conciencia a las vacunas. Ya se sabe que estas cosas, a veces, son casi tan contagiosas como la gripe.  Pero ¿por qué no lo han vacunado?.

Carteles de cuarentena utilizados en San Francisco en 1910. Fuente: National Institutes of Health

Carteles de cuarentena utilizados en San Francisco en 1910. Fuente: National Institutes of Health

Aquí entramos en el mundo de las creencias y no en el de la ciencia. En todas las actuaciones de tipo médico, y las vacunas no se salvan, existe un cierto riesgo de una complicación. Pero ese riesgo se tienen que valorar respecto al beneficio. Las vacunas, tienen una serie de riesgos, que en muy pocas ocasiones son fatales. Lo que es fatal es tener una complicación grave de una infección por difteria. Encima, el diagnóstico se ha visto retrasado debido a que los médicos hacía más de 30 años que no veían un caso. Y claro, no teníamos el antídoto contra las toxina, que han tenido que traer de Rusia en valija diplomática. Y esto por bulos que salen de twits como este:

Me he leído por encima el informe confidencial al que se menciona en dicho artículo. Es una simple lista con los efectos secundarios y complicaciones reportados a la farmacéutica que produce esta vacuna hexavalente (provee inmunizaciones contra 6 patógenos distintos, entre ellos el de la difteria). Extracto y traduzco de la sección de conclusiones del informe confidencial:

From the review of data received during the reporting period and presented in this report, it has been concluded that the safety profile of Infanrix hexa is adequately reflected in the RSI. No further amendments to the RSI are considered necessary at this time. The benefit/risk profile of Infanrix hexa continues to be favourable

A partir del estudio de los datos recibidos durante el periodo del informe que están en este, se concluye que el perfil de seguridad de Infanrix hexa es el adecuado para su información de seguridad. No se considera necesario hacer ninguna modificación a éste. El riesgo/beneficio del Infarix hexa continua siendo favorable.

¡Las vacunas funcionan!. Fuente Flirck

¡Las vacunas funcionan!. Fuente Flirck

Pues bien, el autor del twit en cuestión es del Sr Jara, un abogado miembro de un bufete “…especializado en daños provocados por medicamentos e intervenciones sanitarias…” que me temo no se ha leído el informe. Además tiene relación con la asociación o plataforma Afectados por las Vacunas . Él no se considera un antivacunas, pero me temo que twits e informaciones mal dadas como esta acaban haciendo que muchas familias no vacunen a sus hijos. No es sólo él el responsable de todo este desaguisado, lo uso como ejemplo porque me lo he encontrado recientemente por la red, y me parece ilustrativo.

Me parece una tragedia que mueran niños, y si en algunos casos son las vacunas las responsables, se debe investigar. Creo que los mecanismos de farmacovigilancia que se instauraron después del drama de la talidomida han ido funcionando. Y que las agencias del medicamento hacen su trabajo. Y que a las farmacéuticas no les interesa que los pacientes (que son los que les pagan) se mueran (aunque también está claro que ponen por encima el lucro a la investigación, pero eso no quiere decir que nos quieran matar).

Creo que en el tema de las vacunaciones todos somos responsables, y debemos asumir unos riesgos en beneficio de un bien común. Cuando esto no pasa, acabamos trayendo de vuelta a un bichito que hacía 28 años que estaba desaparecido de nuestro entorno. Y eso si que es un riesgo.

Referencias.

Anuncios

Acerca de Antoni Torres Collado

Siempre me gustó la ciencia, era fan de "Erase Una Vez: la Vida" y de "el Mundo de Beakman". Mi primer libro de cabecera fué "Cosas y Casos" y "Las Aventuras del Coronel Mc Mister". Así que escogí el lado oscuro. Me gradué en Biología, especialidad de microbiología en la Universitat Autònoma de Barcelona en el 2000, y empecé el doctorado en Inmunología y Biología Celular en el Hospital Universitari de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona. Lo terminé a finales del 2007 en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona con una tesis sobre proteasas y cáncer, para empezar una estancia postdoctoral en Los Angeles (California) en los campos de angiogénesis, cáncer, desarrollo e inmunoterapia. Actualmente resido de nuevo en Barcelona.
Esta entrada fue publicada en salud. Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Una triste noticia. La difteria ha vuelto.

  1. ateo666666 dijo:

    Los “disidentes” de la ciencia suelen apelar a la libertad de expresión y elección mediante la errónea aplicación del concepto de democracia a la ciencia. Y es que esto, además de tergiversador, es absolutamente erróneo. Cuando se va construir un puente no se forma una comisión democrática encargada de decidir si el puente se fabrica en acero y hormigón o si se elige la solución de los incas de hacerlo trenzando manualmente fibras vegetales. No, se contrata a expertos: geólogos que estudien el terreno e ingenieros que diseñen una estructura a prueba de terremotos. Tampoco se escuchan y se votan las opiniones de los pasajeros de un avión, si los motores fallan y hay que decidir qué hacer. Son los pilotos, sin consultar con el pasaje, los que toman las decisiones más factibles. El cirujano tampoco pide consejo al enfermo o familiares sobre que arteria coser o cual va ser el tamaño del trozo de órgano a extirpar para eliminar el tejido tumoral. Entonces ¿porqué en asuntos muchísimo más importantes y que afectan a la salud y a la vida de cientos de millones de personas y en donde decisiones erróneas, que nos pueden retrotraer a épocas no tan lejanas en donde éramos pasto de terribles epidemias, hay que abrir debates en los que se permitan todos los puntos de vista y permitir que un padre que lo mismo no es capaz de diferenciar un virus de una patata decida sobre la vacunación o la muerte de su hijo? http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/11/estrategias-pseudocientificas-para.html

    Le gusta a 1 persona

    • No te voy a quitar la razón y de hecho la tienes toda. Si no eres capaz de ver lo evidente no deberías de tener la posibilidad de objeción de conciencia. Básicamente porque no es solamente a ti que te concierne, si no que es un asunto que implica a toda una sociedad. A mi personalmente me parece muy reprobable e incluso vergonzoso que no se vacune a los hijos. Pero también soy muy cuidadoso en quitar libertades. Eso si, no voy a callarme cuando haya gente que las usa de manera partidista, ya sea que de falsedades o informaciones a medias. Entiendo perfectamente el dolor de que se te vaya un hijo, pero no se hace la suficiente divulgación defendiendo esos datos. 36-70 muertos en las 72 millones de inmunizaciones son muchas menos que si la difteria corriera a sus anchas entre nosotros. Y creo que es eso lo que ellos no entienden. Y es posible que como dice Ben Goldacre es porque alguien hace un uso partidista de los números. Un saludo

      Me gusta

  2. ateo666666 dijo:

    “Pero también soy muy cuidadoso en quitar libertades”

    No te entiendo, entonces según esa argumentación ¿un padre puede llevar a sus hijos pequeños en el coche sin la sillita reglamentaria?¿ o un conductor puede saltarse un semáforo en rojo o viajar a 250 km/h porque hay que ser “cuidadoso al quitar libertades”? Vivir en sociedad implica un recorte diario de tus libertades, no te puedes mear donde te place, ni tirar la basura por la ventana, ni pegar a quien te cae mal y ese larguísimo etcétera de regulaciones, leyes y normativas que hacen posible vivir a millones de personas en una ciudad sin matarse.

    Además y mucho más importante la libertad de VIVIR de un niño debe estar por encima de la libertad de actuar irresponsablemente de los padres. No vacunar a tu hijo es tan maltrato infantil como hacerle pasar hambre.

    Le gusta a 1 persona

    • Es como lo de la objeción de conciencia de los testigos de Jehová a la hora de recibir donaciones de Sangre. O el velo islámico. No seré yo el que diga que no a según que costumbres o creencias, aunque personalmente no las comparta. Con las vacunas me pasa lo mismo, creo que es una cuestión de entrar por la razón a la sinrazón. De convencer y no en obligar. Como diría Manuela de seducir. Creo que hay un motivo especial en no obligar a la gente en vacunarse. Y supongo que es que es una cosa que se debe hacer por la razón y no por la obligación. Pero es una opinión personal.
      http://elpais.com/elpais/2015/06/03/ciencia/1433354194_756223.html

      Le gusta a 1 persona

      • ateo666666 dijo:

        La verdad es que has tocado 3 temas paradigmáticos del pensamiento irracional que chocan frontalmente con los más elementales derechos humanos. El negar una transfusión de sangre o una vacuna a tus hijos no es un asunto de costumbres sino una negligente y criminal práctica que pone en riesgo la vida de un menor. El velo es simplemente la fachada que esconde el patriarcado y el machismo más medieval. Todos ellos son comportamientos que no caben en una democracia moderna. Algo así como decir “mis creencias me impiden usar la sillita de los niños en los coches” o “mi religión no me permite frenar en un paso de cebra”. Cuando las “creencias” chocan frontalmente con los derechos o ponen en riesgo la vida o el desarrollo como personas de los más débiles simplemente se convierten en delitos y transigir con ellos es puro colaboracionismo en el delito. Toda discriminación puede escudarse en la tradición del pasado: tengo esclavos porque mis antepasados los tenían y quitarme los esclavos ofende mis creencias y mi tradicional forma de vida; “encarrilar” (léase pegar) mi mujer es un mandato divino que tengo la obligación de cumplir para que ella, pobre y pecadora hembra, alcance el paraíso bajo la guía de un macho como dios manda. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2013/11/no-sera-que-las-mujeres-victimas-de.html

        Le gusta a 1 persona

      • Ya te digo, no los comparto, pero como entran en el mundo de las creencias, tampoco me veo con el suficiente mandato moral para prohibirlas. Espero, que caigan por su propio peso. Es como ponerse a discutir con un creyente, se que no me voy a poner de acuerdo con el, pero simplemente intento respetarlo mientras el me respete. Y si no lo hace, es su problema no el mío. Saludos

        Me gusta

  3. perlita1 dijo:

    Hoy leí que esos padres del niño con difteria están muy acongojados y arrepentidos de su actuar, y vacunaron a su otro hijo. Dicen que “la letra con sangre entra”…o que “aprendemos a los costalazos”…

    En Chile tenemos tres casos de sarampión…por las mismas razones.

    Mi libertad termina donde comienza la tuya…hablando de libertades…No debemos confundirla con “libertinaje”, ¿verdad? Es por eso que tenemos leyes, reglamentos, y obligaciones que cumplir…y ese ejemplo de la silllita para el bebé en el auto es muy bueno, porque hay padres que llevan a los niños saltando y brincando dentro de su auto…viene un auto y lo choca por atrás, y ese niño es un proyectil! ¿qué ganará ese padre con llorar a su hijo después?

    Yo creo que los países van a tener que hacer campañas, gastar recursos, y vacunar! Habrá que poner algunas restricciones a los no vacunados, como no admitirlos en el jardín de infantes por ejemplo, porque está poniendo en riesgo a otros! Algo habrá que hacer para salir de esta espiral, porque así como vamos, no serán los únicos casos.

    Le gusta a 1 persona

    • Yo estoy por hacer cosas del rollo más pasivo, como controlar que en una escuela no haya nunca porcentajes elevados de niños no vacunados, por ejemplo no sobrepasar el número que los expertos consideran oportuno para que la inmunidad de grupo no deje de funcionar. A colación del caso de la difteria han salido bastantes artículos argumentando sobre la necesidad de hacer obligatorias las vacunas, y casi todos los expertos acaban diciendo que suele ser contraproducente. Yo me recalcó en defender que se debe de explicar mejor, se debe seducir de una mejor manera, más que obligar. Saludos y gracias por comentar 😉

      Me gusta

      • perlita1 dijo:

        Es probable que si se trata de la vacuna contra la gripe, no me importe mucho…pero ¿contra la polio? Es que no es un chiste! ¿contra la difteria? Tampoco es un chiste! En el mejor de los casos, puedes llevar al niño a un buen hospital con médicos peritos en el diagnóstico, ¿pero qué si vives en un pueblecito pequeño alejado de los hospitales, y lo llevas a un consultorio donde no se le harán análisis de ninguna clase?

        Me hablas de porcentaje de niños vacunados y no vacunados…El problema es que esos mismos niños, además de interactuar con sus compañeros de colegio, interactúan con los niños del barrio, o amigos de un club, o de cualquier otro lado, lo que cambia el balance…

        Quizás un 2% de no vacunados sea aceptable…y para eso habrá que convencer a mucha gente, repetir y repetir los mismos argumentos,, y siempre nos encontraremos con padres indiferentes como los que veo en el supermercado que permiten que sus niños jueguen en las escaleras mecánicas….hasta que ocurre un accidente, y entonces le echan la culpa a la empresa…

        Por eso pienso que mientras menos sean los no vacunados, tanto mejor.

        Antoni, me gusta tu blog porque siempre tienes temas muy actuales.
        Un beso.

        Le gusta a 1 persona

      • Estamos de acuerdo, solo pienso que si no se ha puesto la obligatoriedad es por que puede ser contraproducente. Lo peor de la situación es que los que no vacunan a sus hijos se suelen encontrar en burbujas de población, y acaban llevando a los niños a las mismas guarderías y coles. Y ahí como tu no hables con los demás padres pues tu no te enteras. Y como la vacuna no le haya funcionado al tuyo y justamente pase por allí la viruela, pues ya la hemos liado. Es un tema complejo, y eso que aun no tengo niños. Besos

        Me gusta

  4. ateo666666 dijo:

    “pero como entran en el mundo de las creencias, tampoco me veo con el suficiente mandato moral para prohibirlas. Espero, que caigan por su propio peso.”

    bueno Arcadi, lo siento pero eso suena a “no quiero meterme en berenjenales y si mi vecino viola o mata a alguien no me importa siempre y cuando no llene la escalera con sangre cuando yo suba y me manche los zapatos”. Ya se que como individuos no podemos abanderar la lucha contra todas las injusticias del mundo pero por lo menos debemos mantener al menos una opinión de rechazo hacia los delitos y si esos comportamiento dañinos no lo son todavía abogar para que cuanto antes sean perseguidos por la ley porque como he comentado antes, lo demás es tolerancia o incluso encubrimiento.

    Le gusta a 1 persona

    • Buf, vaya tocho! Me lo he mirado por encima y creo ver que argumenta que la mortalidad bajó antes de la introducción de las vacunas. Está claro que la mejora de las medidas higiénicas y de salud en general (menos horas de trabajo, mejor nutrición, etc) también tuvo un papel en la bajada de la mortalidad y morbilidad de las enfermedades, infecciosas y no infecciosas. Pero me cuesta más pensar que hay una oscura mano que hace que nos pongamos vacunas sin que sean necesarias. No me gusta pensar en que hay conspiraciones todo el tiempo, porque las acabas viendo en todas partes. Saludos!

      Le gusta a 1 persona

      • perlita1 dijo:

        Hace unos días, vi en un programa de televisión larguísimo la “demostración” de que las vacunas provocan autismo y otras catástrofes…La verdad es que mientras más veía, más me enfurecía, pero me aguanté solamente para saber qué tipo de personas son las que andan desparramando disparates…y francamente, es una casta de “iluminados” que utilizan un lenguaje tipo, todos lo mismo, repiten y repiten las mismas tonterías…son enfermantes! Por eso cuesta hacerles el peso….

        Le gusta a 1 persona

      • En esa tienes toda la razón, y que luchar contra argumentos del tipo “es que todo es una conspiración” es muy complicado. También siempre se excusan de que hay algún médico que los apoya, siendo estos, no una minoría, sino puramente una excepción. Aquí finalmente murió el chaval que contrajo la difteria y leí por ahí a un supuesto medico anti-vacunas diciendo en un blog que el tenía serias dudas de que hubiera sido difteria. Su argumento fue que era una enfermedad muy común en el pasado, y que no te morías. Me pareció repugnante, sobre todo por el hecho de que su argumentación era pobre, y lo único que hacía era dudar de todo, ya que supongo que esa muerte en parte le pesaba en la espalda. Y lo peor es que no espero ni a tres días después de la muerte del niño a publicarlo. Repugnante.

        Le gusta a 1 persona

¿Se te ha comido la lengua un minino?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s