La vieja polémica parece que se zanja. Somos la mitad herencia y la otra mitad ambiente.

960x300px_Cover_Principia_01

Una de las grandes discusiones en la biología es saber en que grado influencian los factores heredados o en que grado lo hacen los ambientales . Y hay defensores de que estamos más influenciados por la genética (el tipo determinista) o que en realidad estamos más influenciados por el ambiente. No es una cuestión baladí, entender estas cuestiones puede ayudar a conocer mejor los mecanismos biológicos de, por ejemplo, enfermedades como el cáncer. Cuestiones como: ¿el criminal nace o se hace?, o ¿en que grado fumar me va a provocar cáncer?, se podrían contestar sabiendo si la parte genética es más responsable, o lo es más la ambiental.

Para responder a esta pregunta, se han realizado multitud de estudios. El modelo más seguido es el estudio con gemelos. Para analizar que efectos tienen los factores genéticos o los ambientales en alguna característica, véase por ejemplo la presión arterial, los investigadores han estudiado y comparado a los dos tipos de gemelos:

  • A los monocigóticos, que comparten el 100% su material genético, por lo tanto las diferencias entre ellos serían atribuibles a factores ambientales. Provienen de un sólo óvulo fertilizado por un
    Gemelos monocigóticos (izquierda) y dicigóticos (derecha). Fuente Wikipedia

    Gemelos monocigóticos (izquierda) y dicigóticos (derecha). Fuente Wikipedia

    espermatozoide que se ha dividido en dos cigotos en etapas muy tempranas .

  • Y a los dicigóticos, que comparten un 50% de la información genética. Provienen de dos óvulos distintos fertilizados por dos espermatozoides distintos, más o menos en el mismo momento. Tienen, al fin y al cabo las mismas diferencias que tendrías tú con tu herman@.

Así si un factor es más parecido en los gemelos monocigóticos, el factor genético es más importante, ya que estos comparten toda su información genética al 100%. El problema de estos estudios es que las series de gemelos a comparar suelen ser pequeñas, y esto da muy poca validez a los resultados. Es como cuando tiras una moneda al aire, si solo lo haces 10 veces, es muy probable que te salgan más caras o más cruces. Pero si la tiras muchísimas veces sabes que el número de caras tenderá a ser igual al de cruces. Existe un herramienta para solventar este problema: El metaanálisis.

El metaanálisis consiste en unas herramientas de tipo estadístico que permiten al investigador agrupar distintos estudios  para poder valorarlos en su conjunto. Es una herramienta muy poderosa pero con la que también hay que ir con mucho cuidado al aplicarla.

Pues aplicando el metaanálisis a más de 2.000 artículos científicos de gemelos (que van desde 1958 al 2012), donde se analizaban 17.800 rasgos (tanto físicos como psicológicos) que provenían de aproximadamente 14.500.000 gemelos, lo que representa la práctica totalidad de los estudios realizados con gemelos hasta el momento, se ha podido averiguar que en general, tanto monta como monta tanto: el factor National Geographic Ofertaambiental o el error tienen un 51% de responsabilidad, respecto al 49% que proviene de los genes. Un empate como una catedral. Cierto es que si vamos analizando rasgo por rasgo de manera individual los hay que tienen más influencia de un componente que del otro. Por ejemplo, si hablamos del trastorno bipolar, un 70% de responsabilidad es genética. Pero a groso modo somos un 50% genes y el resto la influencia que tienen el ambiente en nosotros.

Referencias.

Anuncios

Acerca de Antoni Torres Collado

Siempre me gustó la ciencia, era fan de "Erase Una Vez: la Vida" y de "el Mundo de Beakman". Mi primer libro de cabecera fué "Cosas y Casos" y "Las Aventuras del Coronel Mc Mister". Así que escogí el lado oscuro. Me gradué en Biología, especialidad de microbiología en la Universitat Autònoma de Barcelona en el 2000, y empecé el doctorado en Inmunología y Biología Celular en el Hospital Universitari de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona. Lo terminé a finales del 2007 en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona con una tesis sobre proteasas y cáncer, para empezar una estancia postdoctoral en Los Angeles (California) en los campos de angiogénesis, cáncer, desarrollo e inmunoterapia. Actualmente resido de nuevo en Barcelona.
Esta entrada fue publicada en biología y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Se te ha comido la lengua un minino?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s