¿Es comer “pescaito frito” en una terraza una manera de llegar a la felicidad?

Vale, puede ser que me haya pasado con el titular, puede que sea criticado como sensacionalista. Pero yo creo que no. Ahora os explico por que he elegido este título.

Serotonina en su máximo esplendor. Fuente Wikipedia

Serotonina en su máximo esplendor. Fuente Wikipedia

La serotonina es un neurotransmisor que está implicado en muchos procesos cognitivos. Está implicada en funciones de decisión, de filtrado sensorial y en comportamiento social. Y  hay muchas deficiencias cognitivas que implican estas funciones: el síndrome de déficit de atención, el autismo, el síndrome bipolar, la esquizofrenia y los comportamientos impulsivos. Además la serotonina está implicada en la depresión. Parte de los medicamentos disponibles en el tratamiento de la depresión lo que hacen es aumentar los niveles de serotonina en nuestro cerebro de una manera o de otra. La depresión es sin duda un problema que traspasa el ámbito personal para  pasar al ámbito social. No sólo la sufre el deprimido sino que también la sufre su entorno. Este síndrome además tiene un alto coste económico. Los autores en este trabajo presentan un mecanismo basándose en trabajos ya publicados por el cual tanto la vitamina D como los ácidos grasos de tipo Omega-3 estarían implicados en la regulación y síntesis de la serotonina. Es conocido que administrar éste tipo de compuestos a gente afectada por las anteriores disfunciones hace que mejore sus síntomas.

Boquerones Fritos

Boquerones Fritos. Que ricos. Fuente Flickr

La vitamina D está implicada en la conversión del aminoácido triptófano al neurotransmisor serotonina.  Y dos compuestos que se engloban dentro de la familia de los ácidos grasos omega-3  también están implicados en la regulación de la síntesis de la serotonina.  Uno de ellos (EPA de ácido eicosapentaenoico) está implicado en la secreción de la serotonina en las neuronas. Evita la inflamación y eso favorece que pueda salir la serotonina de las neuronas. Otro ácido graso componente de los omega-3, el DHA (de ácido docosahexaenoico), ayuda favoreciendo el movimiento del receptor de la serotonina en la membrana, haciendo que esta sea más fluida. La serotonina para llevar a cabo su función en las neuronas es secretada por una y tiene que encontrarse con su receptor en la otra neurona. Así pues mi titular no creo que esté tan desacertado. Hace 30 años cuando era niño a nuestras madres les National Geographic Ofertadesaconsejaban la inclusión de pescado azul en nuestra dieta. Pero gracias a la investigación se descubrió que estos animales contienen niveles elevados de ácidos grasos de tipo omega 3 que son cardio-saludables. Simplemente tienen un 5% de grasas en sus cuerpos, más que los pescados blancos, que se quedan en un 2%. Esto es debido a que el pescado azul es menos sedentario, son pescados que migran en nuestras aguas.

Terrazas de Sevilla

Terraza’s time is coming. Fuente Flickr

La vitamina D necesita de la luz solar para producirse en el organismo. Es por eso que leyendo el artículo de estos autores, no es difícil llegar a la conclusión que una manera de estimular la producción y funcionamiento correcto de la serotonina en el cerebro es comiendo más pescado azul y tomando más el sol. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que tomando una tapita de boquerones fritos en una terraza al solecito? Pero como nos recuerda nuestro buen amigo @JPPRes, poneros un protector solar. ¡Buen fin de semana a tod@s!

Referencias.

FASEB J. 2015 Feb 24. pii: fj.14-268342 (Artículo)

-UCSF Benioff Children’s Hospital Oakland. “Omega-3 fatty acids, vitamin D may control brain serotonin, affecting behavior and psychiatric disorders.” ScienceDaily. ScienceDaily, 25 February 2015. <www.sciencedaily.com/releases/2015/02/150225094109.htm>

Anuncios

Acerca de Antoni Torres Collado

Siempre me gustó la ciencia, era fan de "Erase Una Vez: la Vida" y de "el Mundo de Beakman". Mi primer libro de cabecera fué "Cosas y Casos" y "Las Aventuras del Coronel Mc Mister". Así que escogí el lado oscuro. Me gradué en Biología, especialidad de microbiología en la Universitat Autònoma de Barcelona en el 2000, y empecé el doctorado en Inmunología y Biología Celular en el Hospital Universitari de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona. Lo terminé a finales del 2007 en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona con una tesis sobre proteasas y cáncer, para empezar una estancia postdoctoral en Los Angeles (California) en los campos de angiogénesis, cáncer, desarrollo e inmunoterapia. Actualmente resido de nuevo en Barcelona.
Esta entrada fue publicada en nutrición, parkinson y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a ¿Es comer “pescaito frito” en una terraza una manera de llegar a la felicidad?

  1. jppresJPPRes dijo:

    Ojo con la radiación UV, a ponerse bloqueador o pantalla solar para comer boquerones fritos en la terraza!! Saludos

    Me gusta

  2. Hola Antoni,
    me encantó tu artículo de hoy. Sin duda la serotonina está implicada en muchas de las funciones de nuestro cuerpo como tan magníficamente nos has explicado. De hecho, muchos fármacos antidepresivos actúan aumentando los niveles de serotonina. En cuanto a la vitamina D permíteme añadir que, aunque nos pueda parecer extraño, en España, a pesar de tener una buen exposición al Sol, nuestros niveles de vitamina D en el organismo son inferiores a lo que podríamos esperar.
    Y si después del pescadito tomamos una buena ración de chocolate negro, elevaremos la serotonina (y de paso nuestra felicidad) a cotas inimaginables. Aunque nuestro estómago no sé si nos lo agradecerá… ¡Ja, ja, ja!
    Saludos

    Le gusta a 2 personas

    • Triptofano por un tubo. Hoy lo hablaba con un amigo, y el también me comentaba que tomaba un complemento caro de omega-3. Yo soy reacio a los complementos, pero tengo que reconocer que no me tomo 2-3 raciones semanales de pescado azul. Como pipas, pero creo que la sal les quita todo lo bueno que llevaban. Ahora un amigo me acaba de comentar que la cerveza también sube la serotonina, ¿sabes tu algo de eso?. ¡Saludos!

      Me gusta

  3. Yvonne dijo:

    A mí me gusta el título, el pescaito frito y el sol… y ahora que sé el mecanismo incluso me hace feliz! ¡¡Venga, a ponerlo en práctica, este fin de semana hará muy buen tiempo!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: ¿Es comer “pescaito frito” en una terraza una manera de llegar a la felicidad?

  5. En el 100 montaditos no venden “pescaíto frito”

    Me gusta

  6. Ojo que el Omega-3 se pierde al someterlo a altas temperaturas, mejor a la plancha que frito. El pescaito frito es muy nuestro y está muy rico, pero desde el punto de vista nutricional el sushi le gana.

    Me gusta

  7. santaklaus dijo:

    En el BOE, nada menos, ha aparecido un texto diciendo que el hombre no puede ser feliz sin Dios (el dios de los católicos por supuesto). Punto pelota. ¿Que España es un estado aconfesional? A la mierda con eso, aqui mandan los fascistas del PP, que para eso tienen mayoría absoluta. Y el PP hace lo que dice el Opus Dei. Punto pelota, otra vez.
    Si no te gusta te jodes.

    Le gusta a 1 persona

¿Se te ha comido la lengua un minino?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s