Modifican genéticamente una planta para que aguante mejor la sequía.

El cambio climático es un hecho. Y posiblemente zonas en las que actualmente existen precipitaciones regulares con el paso del tiempo acaben siendo zonas más áridas. La agricultura ha estado siempre muy interesada en lograr mayor producción. Pero es tan importante la producción, como poder resistir la falta de agua, sobre todo cuando no la hay. Investigadores de la Universidad de California, Riverside han generado una planta transgénica que es capaz de resistir mejor la sequía. Esto es otro ejemplo de lo que gracias al uso inteligente de la tecnología podemos alcanzar.

Estoma.

Estoma.

Las plantas necesitan agua y dióxido de carbono para realizar la fotosíntesis. Es por ello que sus hojas contiene una estructura que tiene forma de poro. Es lo que se denomina estoma. La planta es capaz de modular la abertura del estoma. Por él la planta absorbe y elimina gases, pero al mismo tiempo se evapora agua. Son los pulmones de la plantas. Esta evaporación de agua es la que ayuda a la sabia a subir desde las raíces, al crear una presión negativa. Parece que Newton estuvo a punto de descubrirlo 200 años antes que los botánicos.

Visión termica de una planta normal (arriba) y una planta mutante después de ser rociadas con el fungicida.

Visión térmica de una planta normal (arriba) y una planta mutante después de ser rociadas con el fungicida.

 

Para abrir y cerrar el estoma la planta utiliza una hormona, el ácido abscísico, que es una hormona que la planta segrega en situaciones de estrés. En trabajos anteriores los investigadores encontraron mutaciones que hicieran que el receptor de esta hormona respondiera a otras sustancias que no fueran la hormona. Esto se realiza introduciendo cambios en la región del receptor que se une a la hormona. Una de las sustancias que se unía fuertemente al receptor mutante es un fungicida (una sustancia que se utiliza para controlar a los hongos). Pues bien, los autores introdujeron el receptor mutante en una planta de la familia de la mostaza que se denomina Arabidopsis, muy usada como modelo en la investigaciones sobre plantas y en tomateras. El ácido abscísico además de controlar la apertura de los de los estomas también controla la germinación de la semilla. En situaciones con poca agua, por ejemplo, el ácido abscísico hace que la semilla germine más tarde. Los investigadores rociaron con el fungicida semillas normales y las que contenían el receptor mutado, observando que las mutantes retrasaban la germinación. Después hicieron lo mismo con plantas adultas. Observaron que las plantas mutantes se calentaba más que las normales. Esto es debido a que perder agua favorece que la planta se enfríe. Así pues las plantas mutantes cuando eran rociadas por el fungicida cerraban los estomas, perdían menos agua y por lo tanto se calentaban más. Esto se puede observar fácilmente con una cámara termal (ver foto a la derecha). Pero la prueba de fuego fue dejar las plantas durante 12 al día sin agua. Las plantas mutantes tratadas con el fungicida al ser regadas de nuevo recuperaron todo su vigor (ver foto abajo), mientras que las normales no fueron capaces de recuperarse.

Planta normal (izquierda) y mutante (derecha) después de ser regadas  tras 12 días sin agua.

Planta normal (izquierda) y mutante (derecha) después de ser regadas tras 12 días sin agua.

Este descubrimiento podría ser muy importante a la hora de no perder cosechas en caso de sequía. Pero sin duda será muy importante para todas aquellas personas que son incapaces de regar las plantas a tiempo. O en aquellos casos en los que te vas de vacaciones y no avisas a nadie.

Referencias.

Park, S.-Y. et al. Nature http://dx.doi.org/10.1038/nature14123 (2015)

Nature News

Ars Technica
National Geographic Oferta

Anuncios

Acerca de Antoni Torres Collado

Siempre me gustó la ciencia, era fan de "Erase Una Vez: la Vida" y de "el Mundo de Beakman". Mi primer libro de cabecera fué "Cosas y Casos" y "Las Aventuras del Coronel Mc Mister". Así que escogí el lado oscuro. Me gradué en Biología, especialidad de microbiología en la Universitat Autònoma de Barcelona en el 2000, y empecé el doctorado en Inmunología y Biología Celular en el Hospital Universitari de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona. Lo terminé a finales del 2007 en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona con una tesis sobre proteasas y cáncer, para empezar una estancia postdoctoral en Los Angeles (California) en los campos de angiogénesis, cáncer, desarrollo e inmunoterapia. Actualmente resido de nuevo en Barcelona.
Esta entrada fue publicada en transgénicos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Modifican genéticamente una planta para que aguante mejor la sequía.

  1. perlita1 dijo:

    Esto del calentamiento global lo hemos notado en Chile porque tenemos un país largo y angosto, de norte a sur, y entonces observamos que las áreas dedicadas a la agricultura se han ido corriendo hacia el sur, porque el clima ha cambiado y ahora es más cálido. Por ejemplo, ahora se han venido plantando uvas para vino con muy buenos resultados, donde hace diez años no hubiéramos soñado, por las escarchas y el frío…

    Algo que todavía no está explicado con toda seguridad, es cómo logra llegar la savia a la copa de las secuoyas…tú sabes que el agua sube hasta los diez metros por capilaridad…y el resto, ¿cómo lo hace?

    Oye, me parece que te faltó un “que” , por comparación, en “Observaron que las plantas mutantes se calentaba más las normales”.

    Me gustó este tema.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por la corrección. Pues si no recuerdo mal, al evaporarse agua por las hojas se crea una presión negativa que chupa la savia literalmente. Aquí pasa lo mismo con la viña, han empezado a cosechar en zonas que hace 50 años era impensable. Saludos!

      Me gusta

  2. Pingback: Modifican genéticamente una planta para que aguante mejor la sequía

  3. perlita1 dijo:

    Y otra cosa: en el mar, han aparecido medusas como esa fragata, que es muy embromada, y algo que llama mucho la atención, es el avistamiento de algunos tiburones, porque tenemos la corriente de Humbolt, que es fría…

    En cuanto a insectos, también comienzan a aparecer algunos desconocidos…

    Le gusta a 1 persona

    • Siento no haber respondido anteriormente, pero se me pasó el comentario. Lo del cambio climático es un hecho, y quien o niegue es tan terco como el que niega la ley de la gravedad. El otro día salió en los periódicos que se empieza a estudiar maneras de enfriar el planeta o de absorber el CO2. No es ya el no echar más, sino quitarlo de en medio. Saludos

      Me gusta

  4. Yvonne dijo:

    Hola Antoni,
    esto es genial, si se efectúa esta mutación en plantas comestibles se puede evitar el hambre en el mundo, cultivándolas en aquellas regiones en las que llueve poco!
    Un abrazo

    Me gusta

    • O no perder cosechas en caso de sequía. Abre muchísimas posibilidades, ya que demuestra que se pueden mutar vías de las plantas (en este caso la del ácido abscísico) para mejorar cosechas. Ya no es solo hacer resistente a una plaga, o a un herbicida. Saludos!

      Me gusta

¿Se te ha comido la lengua un minino?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s