El origen de la mitocondria: la planta de energía de la célula.

¿Quienes somos? ¿de dónde venimos? ¿a dónde vamos?  Son preguntas que acompañaran nuestra existencia hasta el final de nuestros días. Y a no ser que seas el niño del sexto sentido, las preguntas muy posiblemente se quedarán sin respuesta.

O que seas una mitocondria y nos estés leyendo. Pero, ¿qué es una mitocondria?

La mitocondria tiene varias funciones, pero la más importante es la de dar energía a la célula, nuestra unidad funcional del organismo. Tiene una característica muy curiosa: posee su propio material genético. El material genético de la célula, que posee toda la información para que ésta se perpetúe (y por lo tanto nosotros también) está localizado en el núcleo celular. Pero la mitocondria posee el material genético necesario para fabricar una serie de proteínas importantes para la célula. Esta singularidad hizo que los cientificos empezaran a preguntarse cúal era el verdadero origen de este orgánulo celular.

La teoría más respaldada hasta este momento, es la que la célula nucleada adquirió por endosimbiosis una bacteria con capacidad oxidativa. Esto es, que creo una pequeña asociación, enguyendola sin matarla para aprovecharse de la capacidad para oxidar el alimento utilizando oxígeno, que es mucho más eficiente que los procesos no oxidativos como la fermentación. Se saca mucha más energía oxidando un gramo de azúcar que fermentándolo. A su vez, esa bacteria oxidativa se aprovechaba de la que le había engullido al poder utilizar todos los recursos y funciones que esta ya poseía. En definitiva fue un “win win” evolutivo, ya que los dos salieron ganando. Así también se cree que surgió el cloroplasto (la fábrica de energía de las plantas, que obtiene la energía del Sol). Así la bacteria/mitocondria perdió algunos genes que fueron a paran al núcleo bajo control de la célula, quedándose con los necesarios para parte de sus funciones oxidativas. La teoría fue propuesta por Lynn Margulis, bióloga y esposa de Carl Sagan, el de la serie de documentales de los 80 Cosmos.

Hay varias evidencias que soportan la teoría endosimbiótica de las mitocondrias:

  • Las mitocondrias se reproducen por división binaria.
  • Si quitas las mitocondrias de una célula, estas no vuelven a aparecer
  • Hay proteínas y lípidos de las mitocondrias que también se encuentran en las bacterias y no en las células.
  • El DNA circular de la mitocondria es parecido a algún DNA bacteriano, y no se parece en nada al que tenemos en el núcleo (de hecho el código, la combinación de 3 letras que se traducen a un aminoácido es completamente diferente).
  • Existen muchas similitudes entre el genoma de la mitocondria y el de las Rickettsias, un tipo de bacteria.

Todos estos procesos tienen una gran importancia des del punto de vista evolutivo. Siempre se nos ha enseñado que una de las grandes fuerzas evolutivas es la competición, sobre todo aquella que se realiza en la búsqueda de alimento. La teoría endosimbiótica implica que una manera muy rápida de evolución es la creación de pequeñas sociedades, que benefician a todos sus miembros. En este caso, la célula primigenia fue capaz de conseguir oxidar el alimento, con la consiguiente ventaja en la obtención de energía que esto suponía, y la mitocondria consiguió un ambiente de seguridad y de alimentos que también la beneficiaba enormemente. Así pués, la evolución en vez de desarrollar una nueva característica poco a poco, paso a paso, lo hace dando un salto.

Estas son lecciones que podemos aplicar en una sociedad en la que se prima la competición, en lugar de beneficiar la cooperación. Cuando es esta última la que posiblemente haya sido más importante en términos cualitativos en la evolución de las especies.

PS, Si te ha gustado el post coopera con nosotros difundiendonos en tu microcosmos  😉

Anuncios

Acerca de Antoni Torres Collado

Siempre me gustó la ciencia, era fan de "Erase Una Vez: la Vida" y de "el Mundo de Beakman". Mi primer libro de cabecera fué "Cosas y Casos" y "Las Aventuras del Coronel Mc Mister". Así que escogí el lado oscuro. Me gradué en Biología, especialidad de microbiología en la Universitat Autònoma de Barcelona en el 2000, y empecé el doctorado en Inmunología y Biología Celular en el Hospital Universitari de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona. Lo terminé a finales del 2007 en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona con una tesis sobre proteasas y cáncer, para empezar una estancia postdoctoral en Los Angeles (California) en los campos de angiogénesis, cáncer, desarrollo e inmunoterapia. Actualmente resido de nuevo en Barcelona.
Esta entrada fue publicada en evolución, microbiología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El origen de la mitocondria: la planta de energía de la célula.

  1. Pingback: ¿El frío ayuda a quemar grasa y perder peso? …. un estudio de la Universidad de California | Una pizca de salud .... from Barcelona with love

  2. Pingback: Adelgazar por conversión (de grasas). | La Ciencia es fácil.

  3. Angel dijo:

    No,siempre decia como los jovenes pierden el tiempo con juegos,habiendo tanto conocimiento por adquirir cuando tenemos al invento del siglo:El internet nos me enseña mucho si lo quiero aprovechar

    Me gusta

¿Se te ha comido la lengua un minino?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s