Fed Up, o las mentiras de la industria alimentaria.

Leyendo un día el blog de “El Comidista“, caí en una entrada hablando sobre el documental Fed Up. El tema del azúcar añadido a los alimentos es un tema muy interesante. Y es que en este documental se demuestra que una caloría no es siempre igual a una caloría. Entonces, cualquier dieta que se base en contar kCa lleva las de perder. Personalmente he probado bastantes veces lo de contar calorías para perder peso, sin ningún éxito. He contado calorías, y me he quitado la grasa de la dieta, dejando unas comidas con muchos hidratos de carbono, y alguna proteína. Y eso porque el paradigma actual es que lo que te engorda es la grasa y la vida sedentaria. Y que el culpable de estar gordo eres tu, porque no tienes fuerza de voluntad.

Y no, estudios recientes (y no tan recientes) demuestran que seguir una dieta pobre en hidratos de carbono conlleva perder más peso y tener mejor salud cardiovascular que seguir una dieta pobre en grasas.

Entendemos que en una dieta pobre en hidratos de carbono lo que quitamos son los azúcares y otros glúcidos, que vienen en las pastas, arroces, patatas, bollerias, etc, etc. Dejamos aquellos glúcidos que estan asociados a fibra, ya que estos se absorben más lentamente y aumentan poco el indice glucémico, como los que encontramos en harinas integrales, frutas y verduras. ATENCIÓN: al quitarle la fibra el zumo se convierte en un azúcar que se absorberá rápidamente y nos aumentará el indice glucémico de golpe, provocando una subida brusca de insulina.

Wait a minute, wait a minute! ¿WTF es el índice glucémico?

El índice glucémico es una manera de mirar lo rápido que sube el azúcar (glucosa) en la sangre después de su ingestión. También nos indica cómo de rápido responderá el páncreas a ese estímulo, segregando insulina. La insulina convierte la glucosa en glucógeno (glúcido complejo formado por moléculas de glucosa encadenadas una detras de otra, que se almacena en el hígado y músculo como reserva de energía). Si no se gasta esa glucosa en actividad física, y las reservas de glucógeno están llenas (una cosa habitual si tienes un trabajo sedentario y te acabas de meter una pizza o similares), esa glucosa se convierte, e voila, en grasa instantánea que irá a tus zonas preferidas (ironic mode on). La insulina tiene otro efecto perverso: inhibe la sensación de saciedad. Cuantos más azúcares procesados comas, más hambre tendrás. Y así se cierra el círculo perfecto sobre tu cintura en forma de michelines y cartucheras.

¿Entonces, lo de los productos “light”, es un engaño?

Pues yo diria que si, que quitarles grasa a los productos para meterles azúcares (en sus mil formas y definiciones) para mejorar el sabor, lo único que han conseguido es volvernos más gordos.

Y aquí está el kit de la cuestión: Las grasas, aunque muy calóricas, al llegar al estómago, éste envía una señal al cerebro para indicar que estamos saciados. Las grasas (y las proteinas) sacian. No necesitas comer al poco tiempo, y además, se absorben lentamente, por lo que la insulina en sangre no aumenta de golpe. Además, las grasas en la comida también provocan que los glúcidos se absorban más lentamente, disminuyendo la secreción de insulina. Total, que la demonización de las grasas parece ser que ha tenido algún aliado, y aquí voy a dejar de leer porque creo que debeis mirar la película, ya que no te dejará indiferente.

PS, si estais interesados en nutrición, pasaos por el blog de Aitor Sánchez García, mi dieta cojea.
National Geographic Oferta

Anuncios

Acerca de Antoni Torres Collado

Siempre me gustó la ciencia, era fan de "Erase Una Vez: la Vida" y de "el Mundo de Beakman". Mi primer libro de cabecera fué "Cosas y Casos" y "Las Aventuras del Coronel Mc Mister". Así que escogí el lado oscuro. Me gradué en Biología, especialidad de microbiología en la Universitat Autònoma de Barcelona en el 2000, y empecé el doctorado en Inmunología y Biología Celular en el Hospital Universitari de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona. Lo terminé a finales del 2007 en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona con una tesis sobre proteasas y cáncer, para empezar una estancia postdoctoral en Los Angeles (California) en los campos de angiogénesis, cáncer, desarrollo e inmunoterapia. Actualmente resido de nuevo en Barcelona.
Esta entrada fue publicada en nutrición y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Fed Up, o las mentiras de la industria alimentaria.

  1. A diferencia de otros campos de la salud humana, en las que el ensayo clínico aleatorizado es la “piedra de toque” para evaluar cualquier hipótesis, en el campo de la nutrición abundan las opiniones sobre las evidencias. Algunas de las afirmaciones que recoges en esta entrada tienen un fundamento científico débil. Creo que debemos aspirar a que los expertos en nutrición y alimentación hagan más y mejores estudios experimentales rigurosos.

    Me gusta

    • Buenas, ¿me podrías indicar cual de las afirmaciones que recojo tienen un fundamento débil? Así lo contrasto y si acaso lo corrijo. Es cierto que es complicado hacer estudios a doble ciego con dietas, y que el seguimiento en el tiempo se convierte en algo complicado (por no decir imposible). Pero también hay estudios en ratones que se pueden extrapolar a los pocos datos obtenidos en humanos. Un saludo y gracias por leer

      Me gusta

  2. perlita1 dijo:

    Pues todo lo que dices, me parece lógico. Además hay que pensar que la digestión es un asunto harto complejo, de manera que hay que comer de acuerdo al gasto, y en eso somos poco honrados…

    Yo veo que comiendo lo justo, se mantiene el peso, pero aumentando la ingesta de carbohidratos como pastelitos, un trozo de torta, una empanada, una pizza, una gran porción de arroz o papas fritas…se va al tacho el cuidado y el peso se dispara. Una sopa hecha de verduras varias hervidas y molidas en la juguera, pero sin fideos, papas ni arroz, queda exquisita y tiene gran cantidad de fibra! y más si se usan hojas de todo tipo, como betarragas, apio, acelgas. Y con eso, disminuimos algo el apetito voraz para afrontar un segundo plato.

    Le gusta a 1 persona

    • Muy buen punto. En mi modesta opinión hemos añadido en nuestras costumbres unos hábitos alimentarios muy calóricos para haber disminuido nuestra actividad de manera drástica. Comemos como si aún estuviéramos trabajando en el campo de sol a sol, mientras muchos no nos levantamos del cubículo en todo el día. Eso y que la publicidad acaba dando hambre. Un saludo!

      Le gusta a 2 personas

  3. Pingback: Fed Up, o las mentiras de la industria alimentaria

  4. Mi madre, que nació antes de que acabara el siglo 19 decía que había que comer y hacer de todo sin abusar de nada. Me parece estupendo que los dietistas y todos los que se especializan en la alimentación humana desde cualquier punto de vista trabajen para que no sólo en nuestros queridos paises desarrollados nos alimentemos mejor, de forma mas acorde con el tipo de actividad que desarrollamos sino también con la vista puesta en la nutrición de aquellos que teniendo que hacer mucho mas esfuerzo físico que nosotros no pueden ni plantearse lo que es mejor o peor para ellos. Me pregunto si habrá tantos estudios sobre esto último como sobre lo que nos venden y comemos nosotros…
    Todo lo que he leído en tu blog me ha parecido sumamente interesante. Se agradece.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias! Intento hablar de temas que me interesan y que creo que os pueden interesar. En el mundo del nutricionismo hay de todo: los hay muy buenos y los hay que simplemente te dan complementos, o te quitan el gluten, o la leche sin tener porque. Yo creo que una dieta equilibrada es una dieta equilibrada. Si necesitas gastar más yo lo supliría haciéndome el plato un poco más grande ¿no crees?. Un saludo

      Le gusta a 1 persona

¿Se te ha comido la lengua un minino?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s