Botox, nervio Vago y cáncer de estómago

(He intentado reproducir el famoso título de Sexo, Mentiras y Cintas de Vídeo sin demasiado éxito)

Repasando uno de los innumerables e-mails que linkedin te envía diariamente sobre las actualizaciones en los grupos de discusión en los que uno está inscrito, me encontré con un comentario a un par de artículos , de los cuales uno me llamó la atención. En un recentísimo artículo publicado en Science Translational Medicine por Chun-Mei Zhao et al. demuestran que la inervación Parasimpática a través del nervio Vago es muy importante en el desarrollo de los tumores gástricos. 

El sistema nervioso autónomo (aquel que controla los movimientos involuntarios) se divide en simpático y parasimpático (que gracia, no?). El simpático se ocupa de mantenernos preparados para la acción, por ejemplo moviliza la sangre hacia los músculos y nos mantiene alerta. El parasimpático hace lo opuesto, nos relaja, facilita la digestión y el acto sexual por poner algunos ejemplos.

En una serie de experimentos realizados en modelos animales (ratón), observaron que tras el corte del nervio Vago (vagotomía), el tejido del estómago inervado por este proliferaban menos (las células se dividían menos).

Distribución del nervio Vago y órganos inervados

Así cuando provocaron tumores gástricos en los ratones y realizaron una vagotomía, los tumores frenaron su crecimiento. Y cuando realizaron una inhibición farmacológica (con el fin de conseguir el mismo resultado que una vagotomía, pero usando un fármaco) del nervio Vago con Botox (Toxina botulínica), observaron lo mismo. La toxina Botulínica bloquea la acción de la acetilcolina, el neurotransmisor más importante del sistema parasimpático. La acetilcolina interactúa con los receptores muscarínicos (los cuales también son estimulados por la muscarina de la Amanita Muscaria o la nicotina del tabaco). Pues resulta que estos receptores se encuentran en varios sitios del organismo, y uno de ellos es en las células madre que se encuentran en el estómago. Cuando las células madre se encuentran con la acetilcolina, se activan una serie de proteínas que son muy importantes en el desarrollo y en cáncer: las proteínas de la familia Wnt. Los investigadores observaron que los pacientes con cáncer gástrico tenían las proteínas Wnt aumentadas en comparación con el tejido sano. También observaron que los tumores gástricos presentaban más nervios (cosa que también pasaba en los ratones con tumores) y que en aquellos pacientes en los cuales se les había realizado una vagotomía debido a la eliminación de parte del estómago con cáncer, mostraban menos tumores gástricos.

En este trabajo de investigación con modelos animales, los autores desarrollan un modelo de tratamiento para el cáncer de estómago con unos resultados muy positivos. La vagotomía se ha realizado normalmente en pacientes con úlcera que no han respondido a las terapias clásicas, ya que al realizar la disección del nervio Vago se disminuye la cantidad de ácido que se produce en el estómago. Los efectos secundarios de dicha extirpación vagal suelen ser: dolor abdominal, vómitos y diarrea. Además demuestran que la inhibición farmacológica es también efectiva, indicando de que existen productos ya en el mercado con esta función (los antimuscarínicos para tratar la incontinencia urinaria) que podrían utilizarse juntamente con la quimioterapia para tratar a los pacientes con tumores gástricos.

Anuncios

Acerca de Antoni Torres Collado

Siempre me gustó la ciencia, era fan de "Erase Una Vez: la Vida" y de "el Mundo de Beakman". Mi primer libro de cabecera fué "Cosas y Casos" y "Las Aventuras del Coronel Mc Mister". Así que escogí el lado oscuro. Me gradué en Biología, especialidad de microbiología en la Universitat Autònoma de Barcelona en el 2000, y empecé el doctorado en Inmunología y Biología Celular en el Hospital Universitari de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona. Lo terminé a finales del 2007 en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona con una tesis sobre proteasas y cáncer, para empezar una estancia postdoctoral en Los Angeles (California) en los campos de angiogénesis, cáncer, desarrollo e inmunoterapia. Actualmente resido de nuevo en Barcelona.
Esta entrada fue publicada en cáncer y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Botox, nervio Vago y cáncer de estómago

  1. perlita1 dijo:

    Me gustó esta explicación…Recuerdo a un amigo que tenía una úlcera al lado de otra en su estómago, muchas cicatrices, y como solución le “desconectaron” el vago…Era una persona muy nerviosa, arrebatada, enojona…

    Me gusta

¿Se te ha comido la lengua un minino?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s