Malos titulares en la investigación del cáncer.

A mucha gente le ha tocado vivir el drama del cáncer de manera muy cercana. Es un tema que en la mayoría de los casos  se vive con dolor y con miedo . Y cuando hay algún avance en el campo de la investigación en oncología, se suele vivir con esperanza. Es muy fácil caer en el discurso de que se ha encontrado la cura, o que estamos cerca de ello. O de caer en titulares que dan lugar a la malinterpretación (¿o debería decir bueninterpretación?, o de redactar titulares directamente erróneos. Como el de esta semana en La Vanguardia sobre el nuevo método desarrollado para detectar diferencias en las secuencias y translocaciones en tumores en un tiempo record. El titular es este:

Desarrollan un nuevo método que detecta tumores en horas

A primera vista, yo pensaría que han encontrado un nuevo método para detectar los tumores de pacientes en horas. En lugar de tener que esperar el resultado de una biopsia o de otro tipo de muestra, que puede tardar días o incluso semanas en llegar, en un santiamén te tienen el diagnostico. Nada más lejos de la realidad. La nota de prensa del Centre de Supercomputació de Barcelona (SCB) reza:

Un nuevo método computacional permite analizar los cambios genéticos en pacientes de cáncer en pocas horas, y en ella se explica que los investigadores de varios centros, liderados por el Dr David Torrents han desarrollado un método que hace posible comparar las variaciones que existen de secuencia genética entre el tejido sano y el tumoral del paciente. Es un estudio novedoso por que compara las secuencias del tumor directamente con las sanas del paciente. Anteriormente esta comparación se realizaba con unas secuencias patrón que existen en las bases de datos. Esto llevaba a que pequeñas variaciones que todos tenemos entre nosotros pasaran inadvertidas.  La otra novedad es que combina en un mismo proceso comparaciones que anteriormente se debían realizar con varios procesos, ahorrando tiempo y dinero. Con este sistema podremos saber que hace especial al tumor, y así se podrán diseñar terapias más adecuadas y con unas dianas moleculares más especificas.  Este avance, es otra piedra más hacia la medicina personalizada. Como explicaba en este post el cáncer es un termino que engloba a una infinidad de entidades diferentes. Y son necesarios enfoques y terapias diferentes para cada una. Hace 15 años, cuando se empezaron a desarrollar las tecnologías que han acabado permitiendo llegar a este trabajo, realizar estos análisis en solamente cuestión de horas era una quimera. Hoy en día ya es una realidad más cerca del paciente.

Las diferencias entre los pacientes son averiguadas mediante diferentes pruebas moleculares. Los resultados obtenidos ayudarán a elegir un mejor tratamiento.

Las diferencias entre los pacientes son averiguadas mediante diferentes pruebas moleculares. Los resultados obtenidos ayudarán a elegir un mejor tratamiento.

 

Estos son los titulares de otros dos diarios generalistas sobre esta misma noticia, mucho más adecuados a la realidad:

La supercomputación hará más asequible el tratamiento del cáncer (El País), Desenvolupen un nou mètode que detecta en hores els canvis genètics en tumors (Ara, El Punt).

Hay que recordar que gracias al trabajo de miles de investigadores de todo el mundo, cada día se logra avanzar en el campo del conocimiento del cáncer. Hay estudios que por diversos motivos son capaces de saltar a los medios de comunicación de masas. La mayoría de trabajos solo serán comunicados en medios especializados. Hay que seguir apoyando la financiación de todos estos trabajos, independientemente de su visibilidad.

 

(si alguien le quiere pegar un vistazo al artículo, solo teneis que pedirmelo 🙂 )
National Geographic Oferta

Anuncios

Acerca de Antoni Torres Collado

Siempre me gustó la ciencia, era fan de "Erase Una Vez: la Vida" y de "el Mundo de Beakman". Mi primer libro de cabecera fué "Cosas y Casos" y "Las Aventuras del Coronel Mc Mister". Así que escogí el lado oscuro. Me gradué en Biología, especialidad de microbiología en la Universitat Autònoma de Barcelona en el 2000, y empecé el doctorado en Inmunología y Biología Celular en el Hospital Universitari de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona. Lo terminé a finales del 2007 en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona con una tesis sobre proteasas y cáncer, para empezar una estancia postdoctoral en Los Angeles (California) en los campos de angiogénesis, cáncer, desarrollo e inmunoterapia. Actualmente resido de nuevo en Barcelona.
Esta entrada fue publicada en cáncer y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Se te ha comido la lengua un minino?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s